martes, 10 de marzo de 2009

Piensa en las musarañas





¿Sabías por qué PENSAR EN LAS MUSARAÑAS es estar distraído, embelesado, absorto en asuntos de escasa importancia?


La expresión hace referencia a la musaraña o musgaño, un pequeño mamífero insectívoro, semejante a un ratón, pero con el hocico largo y puntiagudo. 


Varias de sus especies son propias de Europa y suelen darse y habitar por las huertas.


Existe una especie enana, de unos siete centímetros -de los que corresponden cuatro al cuerpo y tres a la cola- a la que el vulgo le atribuye falsamente propiedades venenosas. De ahí el nombre de musaraña, del latín mus araneus 'ratón araña', por lo de una mordedura tan ponzoñosa como la picadura de una araña.


Tampoco se descarta que la locución tenga su origen en un cruce irónico con "estar pensando en las Musas", tanto por la similitud fonética como por lo de aparentar un trance de inspiración.


Otras variantes como mirar las musarañas también hacen referencia al exiguo tamaño o importancia de las cosas en las que posamos la vista cuando estamos absortos en pensamientos vagos.


De hecho una de las acepciones coloquiales del término es la de "especie de nubecilla que se suele poner delante de los ojos cuando estamos cansados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario